¿Cómo limpiar una aspiradora profesional?

¿CÓMO LIMPIAR UNA ASPIRADORA PROFESIONAL?

Para conservar el nivel alto de eficiencia en las aspiradoras profesionales, es aconsejable un mantenimiento de rutina y una limpieza constante.

La periodicidad de las operaciones de mantenimiento depende de la frecuencia de uso de la aspiradora. Si la aspiradora se utiliza todos los días y varias veces al día, se aconseja el mantenimiento diario de los componentes.

Existen unas operaciones que habría que llevar a cabo siempre al final de cada sesión de limpieza.

Consejos para la limpieza de los filtros

Los filtros son unos de los componentes principales en las aspiradoras y siempre tienen que estar  limpios.

Para una limpieza ideal es aconsejable el uso de otra aspiradora, moviendo el cepillo de arriba hacia abajo. Es también aconsejable que no se utilice aire comprimido ya que el aire tiende a ensanchar la malla de poliéster.

Los modelos equipados con sistema de sacudimiento del filtro automático permiten  mejorar la eficiencia de la aspiración de la máquina y reducir el tiempo y los gastos de mantenimiento.

En cambio, en caso de que la aspiradora profesional no tenga un sistema de sacudimiento del filtro automático, es necesario recordar hacer esta operación manualmente al final de cada sesión de aspiración.

Por último, es importante comprobar periódicamente el estado del filtro pues es indispensable cambiarlo una vez que llega al final de su vida útil para evitar posibles daños en la aspiradora.

Consejos útiles para el mantenimiento de rutina de una aspiradora industrial

Algunas normas son necesarias para tener aspiradoras funcionando al 100% en todo momento, sin ningún problema durante el uso. Aplicar estas pequeñas normas alarga la vida de las aspiradoras, convirtiéndolas en compañeras de trabajo eficaces y operativas en todo momento. La vida media de una aspiradora sin sistema de sacudimiento del filtro automático se alarga del 30/35% si se adoptan los siguientes consejos:

1 – Accionar el sistema de sacudimiento del filtro (si está presente) después de cada sesión de limpieza. Si el filtro se atasca, la máquina se despresuriza y pierde eficacia haciendo que el polvo se disperse en el interior de la aspiradora aumentando el riesgo de daño en el motor.

2 – Comprobar la integridad del filtro a intervalos periódicos. Reemplazarlo en caso de observar agujeros, cortes o anomalías.

3 – Limpiar el filtro liberándolo de los residuos. Los filtros de tela se pueden limpiar con agua y detergente. Durante el uso, sin embargo, deben estar perfectamente secos.

4 – No doblar demasiado el tubo durante el uso para evitar cualquier pérdida de vacío.

5 – Tener cuidado de que no se haga un tapón en la boca del tubo durante las operaciones de aspiración.

6 – Comprobar la integridad del tubo a intervalos periódicos y liberarlo de cualquier residuo.

7 – Comprobar el estado de las ruedas, especialmente cuando se utiliza en ambientes con mucho polvo y residuos de materiales pesados.

8 – Comprobar el estado de las juntas a intervalos periódicos. Es muy importante porque si la junta está desgastada, la aspiradora puede estar sujeta a pérdidas de vacío.

9 – Tener cuidado con la elección de los accesorios y utilizar siempre accesorios originales y específicos para la operación de limpieza a realizar.

10 – Siempre guardar a aspiradora profesional en un ambiente limpio después de su uso.

Related Posts

No results found

Menú
DISTRIBUIDOR DEL AÑO 2016